martes, 31 de julio de 2012

La constancia y la disciplina, requisitos para lograr el éxito.


Muchos momentos en la vida sentimos que lo que hacemos no sirve, o no vale la pena trabajar por algo que en realidad no ha dado resultados, pues si eso te llega a suceder, no te preocupes, eso hace parte de lo que somos, nuestra condición humana nos permite en algunos momentos de la vida sentirnos así. Lo que no podemos permitir es que esos sentimientos sean eternos, debemos buscar las herramientas necesarias para salir adelante, algo les voy a decir mis amigos, siempre va a valer la pena cada esfuerzo que hagas, si las cosas siempre las haces con amos, dedicación, y constancia, vas a tener recompensas, lo único es que las recibirás en el momento preciso de la historia, cuando Dios defina que verdaderamente es el instante adecuado. Amigos y amigas no se desesperen, las cosas se toman con calma, exaltarse no vale la pena, tronca el proceso de búsqueda de los objetivos trazados. Dios nos da lo que necesitamos, cuando lo necesitamos pero esto no quiere decir que nos quedemos cruzados de brazos porque Dios nos dará las cosas que necesitamos, no señor, Dios nos regala bendiciones gracias a nuestras labores, nadie dijo que iba a ser fácil.
En algún momento de la vida me sentí ahogado, pensaba que muchas cosas las hacía sin ningún sentido, pero cuando defines prioridades y cuando tienes claro que es lo que te hace feliz, puedes trabajar por eso, no dudes ni un segundo de ti mismo, Dios ya confía en ti, ten la confianza de lograr lo que te propongas porque Dios está a tu lado.
Ama lo que haces, esto quiere decir que debes estar convencido al cien por ciento de que las cosas que haces te hacen feliz, y aunque no salgan a veces como quieres debes seguir luchando por tus metas, de esos momentos aprendemos y es ahí cuando le tomamos el verdadero sentido a lo que hacemos, porque cuando llegamos a nuestros objetivos, las recompensas y satisfacciones serán mucho mayores.

miércoles, 18 de julio de 2012

Para Dar Gracias, Cualquier Momento Es Bueno


Con el recorrer del tiempo, me he dado cuenta que las personas se acercan mucho  Dios en los momentos más difíciles, ojo, no los estoy juzgando, porque para Dios cualquier momento es bueno a la hora de abrir el corazón y recibir su amor, Él no señala ni se predispone, simplemente entra en tu vida en el instante en que tú decides que el haga presencia en ella. Dios siempre está dispuesto a entrar en cada una de sus vidas; cada momento nos arrodillamos y le pedimos lo que nosotros creemos que necesitamos, o lo que realmente necesitamos, nuestro Señor, en su infinita sabiduría sabe que darnos, en el momento adecuado, es decir, cuando las cosas no se nos dan, es simplemente porque Dios considera que no es necesario, pero pilas, debemos seguir luchando por lo que queremos. Nunca pienses que el Dios que es amor quiere un mal para ti, todo lo contrario siempre quiere lo mejor para sus hijos. En este momento te hago la invitación a decirle gracias a Dios por todo lo que nos regala, el hecho que hoy estés leyendo este blog ya es un milagro de Dios, sí, es un milagro porque te permite abrir los ojos y levantarte en la mañana con la disposición de conocer su amor, es un milagro porque miras a tu alrededor y aunque hayan problemas tienes muchas bendiciones que el mismo Dios te regala para que seas feliz, tu familia, tus padres, tus hijos, tus amigos, en fin, todo lo que está a tu alrededor es un obsequio de Dios, no te de pena decirle, Señor gracias por las maravillas que me das, con esta vida que tengo, voy a buscar la felicidad, voy a luchar por ser cada día un mejor ser humano, gracias mi Dios porque todo me lo das sin pedirme nada a cambio, solo que trate de vivir de la mejor manera, una manera llena de tu espíritu santo.
Ser agradecido siempre te va a ser feliz, ser agradecido te va a proyectar mejor en la vida como ser humano, como no vamos a decirle gracias a Dios si nos dio la oportunidad de vivir y como si fuera poco nos da el mundo en el que vivimos, cuando le pedimos a Dios con la convicción que nos dará lo que le pedimos, no sería justo con Él y con nosotros mismos no decirle gracias porque las cosas se nos están dando, es decir, Dios nos está concediendo poco a poco lo que le pedimos, porque con Él todo es un proceso, un proceso en el que debemos aprender y ser pacientes y estar siempre disponible para lo que Dios quiera con nosotros.

lunes, 9 de julio de 2012

Dios nos hace mejores siempre


Sé que abran muchos momentos en los que no nos sentimos de la mejor manera, habrán días en los que nos sintamos sin ganas, desanimados, eso es normal en nuestra condición humana, lo que no podemos permitir es que esas actitudes perduren y mucho menos llevarnos por delante a las personas cercanas que siempre quieren ayudarnos, lo que estoy tratando de decir y lo que quiero que ustedes amigos analicen, es que las personas que están a nuestro alrededor no son culpables de lo que nos ocurra, todo lo contrario, hay personas siempre dispuestas a ayudarnos en esos instantes en que nos encontramos derrotados por la vida, no desperdiciemos la oportunidad que nos está regalando el dueño de la vida para salir adelante, ese hermano que tienes a tu lado es un instrumento que Dios te ha enviado para mejorar, y no tenemos ningún derecho en tratarlos mal. La gracia de Dios es tan grande que siempre hay una respuesta a todas las preguntas, cada momento de la vida sea bueno o malo Dios sabe por qué lo necesitamos, Él, en su inmensa sabiduría nos da la oportunidad de aprender por medio de la experiencia, palpamos lo que nos pasa a nosotros y lo que le pasa a nuestros hermanos, todo para poder construir sobre bases sólidas la vida, teniendo en cuenta que Dios nos la regala para ser feliz. La reflexión que hago en este momento es que si por alguna razón estamos tristes, entendamos que son momentos en los que la reflexión se hace importante, y créanme, se hace más sencillo entender lo que nos pasa si escuchamos al hermano que nos quiere tender la mano, si analizamos los concejos de quien nos ama, así que no desperdiciemos esos regalos que Dios por medio de las personas nos manifiesta, todo es una bendición para ti, Dios quiere que seas feliz, por eso tendrá una respuesta o una coyuntura para que aprendas a salir adelante sin atacar a los que amas y a los que te aman. Dios quiere que disfrutes de la vida con sus problemas e inconvenientes, uno de los sentidos de la vida es enfrentar con fuerza los problemas, porque sé que con Dios en el corazón saldrás siempre victorioso.






martes, 19 de junio de 2012

Siempre tenemos oportunidades, depende de nosotros


Cada vez que vemos los noticieros, nos damos cuenta de realidades que tristemente cada  día son más comúnes, es más, en muchas ocasiones nos ha tocado vivirlas a nosotros. El desempleo, el aumento en la canasta familiar, las pocas oportunidades, sumado a la violencia y a la inseguridad que nos rodea nos cuestionan a cerca de dónde y cómo vivimos, con quien estamos relacionándonos, es una selva de cemento en la que sobrevive el más fuerte, o el que tenga la mal llamada malicia indígena. No podemos desesperarnos, en realidad les digo amigos, jóvenes, adultos, niños que leen este blog, aunque las situaciones se tornen adversas, debemos proyectarnos, es decir, sí, toca señalar lo que está sucediendo, pero más allá de algún tipo de señalamiento debemos buscar soluciones, espacios para mejorar la calidad de vida, ustedes como seres humanos al igual que yo tenemos la oportunidad histórica de construir la sociedad que deseamos, una sociedad llena de valores, de respeto, pero encomendada a Dios, siempre que camino las calles y escucho a muchos hablar aquí y allá, me doy cuenta que a pesar de la inteligencia del ser humano, lo que hace falta es espiritualidad, un poco de amor propio, de amor por lo que les rodea, es decir, amor por todo lo que Dios en su infinita misericordia nos regala, desde el momento en que dejamos de sentir las cosas como nuestras, cuando dejamos de valorar las maravillas que tenemos es cuando nos preocupamos por cosas efímeras que lo único que hacen es fragmentar la sociedad, cada quien tira para su lado y se pierden los puntos de acurdo y los objetivos colectivos, y todos sabemos que para tener una buena sociedad llena de desarrollo, necesitamos trabajar de la mano en lo que se quiere conseguir. No permitamos amigos y amigas que nos desmotiven lo que vemos en las noticias, todo lo contrario por duro que sea, pidámosle al Dios que es amor que nos fortalezca para poder luchar contra lo que nos hace daño y convertir esta sociedad en una sociedad útil, en la que nos respetemos, no es tan difícil, eso sí, requiere de muchísimo trabajo y dedicación, pero como la mayoría de las cosas en la vida, es una decisión que debemos y podemos tomar por el bien común y por la satisfacción personal. Los comentarios que escucho en las calles de hoy en día son que les da hartera Colombia, que quieren irse a estudiar al extranjero para no regresar, es decir, se han insensibilizado de tal manera que han perdido amor por su país, y sé que habrán muchos motivos para sentirse así, pero jamás podemos perder el amor por lo que nos rodea, porque donde quiera que vayamos habrán inconvenientes y no por eso vamos a salir corriendo siempre, debemos enfrentar lo que sucede y buscarle solución, pero trabajando en equipo y dando por supuesto las ideas personales, para que sean compartidas y puestas en práctica. Recuerda que Dios siempre te va a fortalecer y guiar.

miércoles, 6 de junio de 2012

La vida, un don para aprovechar


Si hay algo que debemos tener claro en la vida es que se pasa volando, cuando menos lo esperamos los años han pasado, bien escuchamos cada momento es que el tiempo se pasa en un abrir y cerrar de ojos, unos dicen que la vida es larga, otros que es muy corta, en fin, a donde quiero llegar es que la vida sea larga o corta no la podemos ver pequeña, es decir, debemos valorar la vida que tenemos y trabajar porque sea la mejor. La vida hay que vivirla, y nuestra condición humana nos muestra que hay sensaciones de diferentes tipos, hay alegrías, tristezas, llanto, sonrisas, pero siempre sentimientos totalmente normales en el ser humano. Hay una constante que siempre recalco cuando hablo de la vida, nunca olvides lo valiosa que es, recuerda que depende solo de ti ser feliz o no, debido a que la felicidad es una decisión. No pensemos que la vida no vale nada, nunca subestimemos el don que Dios nos regala por medio de la vida, aprendamos a vivir siempre con disposición, aunque las situaciones sean adversas, aunque no siempre las cosas salgan como nosotros esperamos, Dios coloca en nuestra vida oportunidades para darnos cuenta lo que debemos aprovechar para buscar la tan anhelada felicidad. No sé cuantos años vamos a vivir, pero si estoy convencido que muchas veces desperdiciamos mucho tiempo en discusiones, si nos ponemos a analizar el tiempo que malgastamos en peleas, rencores, y en cosas que lo que hacen es dañarnos como personas o  como seres humanos, la verdad nos daríamos cuenta que es un verdadero desperdicio de tiempo, pero al mismo tiempo saber que esos espacios los podemos utilizar en cosas productivas para nuestra vida. Dediquen la vida a realizar acciones que valgan la pena, a tener sentimientos que los hagan realmente felices, desde ya les repito la vida no podemos verla como larga o corta sino como un don del Dios de la vida, disfruten ese don y valórenlo con todo el amor del mundo, con el mismo amor que Dios  nos lo da. Las cosas que nos duelen es normal que muchas veces nos quiten tiempo, que pensemos  en ellas, pero es parte de un proceso de análisis para descifrar qué está mal y mejorarlo, eso no lo juzgo, pero no podemos pasarnos la vida en ese proceso, porque en la existencia hay momentos y espacios para cada cosa, y no podemos dejar de valorar la vida misma por preocuparnos siempre por las mismas cosas, gózate la vida con alegría y entusiasmo, para eso te la regala Dios, eso sí, agradece por ella cada día de tu vida y veras que siempre tendremos motivos para vivir.

lunes, 28 de mayo de 2012

Tu Vida, tus decisiones, Dios está a tu lado siempre


Es un buen momento para proyectarse, en este instante podemos pensar en nuestras metas y objetivos, se que serán muchos, pero podemos priorizar y tratar de cumplir las cosas más importante, debemos pensar en lo que en realidad necesitamos, cada momento de la vida es una oportunidad que Dios nos da para crecer, y en esta época cuando el año está casi que en la mitad es cuando debemos arriesgarnos a nuevos  procesos de experiencias nuevas en las que aprendamos cada segundo. Amigos y amigas con la alegría y la energía que los caracteriza pueden lograr lo que se propongan, estoy convencido de su inteligencia para pensar muy bien a cerca de lo que quieren, se de sus capacidades para comprender la vida y para asumir responsabilidades, pero no dejen de apoyarse en las personas que los aman para crecer, siempre hay personas que nos enseñan, recuerden, no somos autosuficientes, a pesar que podemos valernos por nosotros mismos, siempre es necesario contar con las personas que nos puedan aportar y que nos puedan dejar legados. Coloca todo lo que tienes pensado para tu vida en una balanza para que sepas que es lo más importante, la verdad la idea es que te sientas feliz en el proceso de cumplir tus objetivos, habrán inconvenientes, pero si en realidad estás convencido de lo que quieres hacer o ser, créeme, esos inconvenientes sabrás vencerlos para lograr que todo lo que quieras se vuelva realidad. Define muy bien  lo que quieres, convéncete de eso que deseas, proyéctalo, y verás que con toda la fe puesta en el dueño de la vida, cada objetivo se irá cumpliendo si trabajas con dedicación y con constancia, recuerda que debemos ser coherentes en lo que pensamos y en lo que hacemos, es una de las claves que te doy para construir en la vida, no dejemos las cosas al azar ni mucho menos a la suerte, nosotros somos los que trabajamos por unos objetivos, las cosas no llegan a nuestra vida porque si, llegan porque las buscamos, porque nos proponemos a crecer, muchas veces con ayuda de otros, pero con la certeza de que somos nosotros los que elaboramos un sueño y colocamos en práctica su construcción. Vive siempre con la seguridad que tu puedes lograr cualquier cosa, vive con las ganas al máximo, pero canaliza esas ganas y energía para en función de lo que te propongas para que por muchos inconvenientes que tengas no te desvíes en el intento y ganes el partido que en algún momento decidiste empezar.

miércoles, 9 de mayo de 2012

Piensa, analiza y actúa


Luego de que el mundo haya pasado por diversas situaciones, muchas guerras, muchas generaciones de rebeldía, de música de protesta, nos han bombardeado las diversas sociedades con muchas ideas y formas de pensar. Acaso te has puesto a analizar cómo transcurre luego de todo lo que ha pasado tú diario vivir, qué es lo que en realidad te motiva para salir adelante. Los padres juegan un papel fundamental en el proceso de crecimiento y aprendizaje de los jóvenes, desde niños a través de los medios de comunicación y con las distintas tendencias de lo antes mencionado la gama de posibilidades para escoger lo que queremos para nuestra vida crece, y esto hace que en muchas ocasiones no sepamos para donde ir. Es en ese momento que se nota la verdadera dedicación de los padres, pero tú amigo o amiga que lees éste escrito con la edad que tienes ya debes tener una capacidad de análisis para saber decidir y escoger lo que deseas para tu futuro, empieza a construirlo desde el presente, tus convicciones debes tenerlas claras, no estoy diciendo que no observes lo que el mundo te ofrece, pero si te digo que dediques tu tiempo a cosas específicas, y la constancia y el trabajo darán como resultado resultados positivos en tu vida. Conozco jóvenes que se pasan la vida probando a ver si les gusta, pero debes estar convencido de lo que quieres ser y hacer. Les diré algo que parecerá cruel, pero cuando un joven dice que no sabe lo que quiere estudiar al salir del colegio, yo, lo felicito. Sí, en realidad esos jóvenes tienen ya algo seguro en sus vidas, y es que no quieren escoger por escoger, están dispuestos a observar que posibilidades hay y que afinidad tienen con ellas, para emprender una nueva etapa de sus vidas. Depende de sus padres mostrarle las posibilidades que más le convengan y pues si en realidad conocen a sus hijos sabrán por dónde meterse. Hago un llamado a la coherencia, por medio de ella podemos discernir mejor, además con previos análisis, no importa el tiempo que dure, pueden saber escoger realmente que es lo que desean para sus vidas, ojo, ahora o es que se van a pasar la vida analizando, tómense el tiempo necesario, pero sean prudentes al momento de sus decisiones. Cada momento que utilizan para pensar y analizar a cerca de sus decisiones, es un momento que Dios te está regalando para que las cosas te salgan bien, aprovecha esos espacios para no dejarte llevar por las tonterías del mundo y dedícate a analizar las cosas reales y positivas que este mismo mundo te ofrece, es en ese instante en el que tu vida depende de las buenas decisiones que puedas tomar, ánimo y que no te de miedo, recuerda que Dios está siempre a tu lado para ayudarte.